Poemas

Attention!
Ces poèmes sont en espagnol. Si votre logiciel les traduit automatiquement, cliquez sur "affichez l'original". 



Claudia Carlisky – Y llora el alba
Página paz
Página abrazada al lagarto errabundo,
Soliloqueo infantil en herrumbre de cielo. 
Pasadizos, destellos, irrumpen en el vacio,
Desplomandose uno tras otro los ausentes.
Cayendo sempiterneos,
Llevados por la corriente.
Ahogados, entremezclados de algas largas y coloradas.
Abrazados al alba atraviesan hogueras
llevandose terremotos de ausencia,
desplazando sudores, patentes, cosechas vanas,
En su lento desliz hacia el mar.
Hablan murmullos,
Pedazos de palabras surgen al azar,
Al rozar un nenúfar, una roca o un pez centelleante.
Alumbra la luna llena el desfiladero perdido
entre rocas abruptas curtidas por el hambre.
Hamaca la palabra,
Vencida lentamente la pesadumbre, irrumpe,
Solitaria en medio del vacio y calla,
Acalla, imperiosa, la palabra vana,
El bullicio falaz, pegajoso,
Derrumbe arrebatado al cielo.
Corre, corre, se desliza, centelleante :
abriga y cobija.
Cubre el terror con su manto de savia,
Con su manto de espuma verde,
Con su liquor seminal.
Cubre la espalda aturdida
Por duelos infinitos, escondidos o ignotos,
Pacientemente aglutinados
en un manto de nieve blanquecino e inmovil.
Irrumpe el sol de la palabra seminal
Y llora el alba (gritos de oca blanca).

Paris, 26 de abril 2015

Claudia Carlisky – Se puso a llover a gritos
Se puso a llover a gritos,
un sinfín de palabras diminutas,
un sinfín de huellas minúsculas 
vistas boca abajo
en el zaguán de la esquina.
Codornices por el hilo de la navaja.
Pellizcones en la mejilla,
crujidos de cielo razo,
bullicio en alta mar.
Caracoles hambrientos rajando el aire,
desvelados por tanto sueño,
embriagados de ausencia,
cortejeando el alba con ademanes bavosos ;
pujilato estéril,
cartomancia traviesa de todos los colores
bajo el cielo gris de lluvia seca.
Colorinche primaveral,
auspiciando sabrosos brotes ausentes
de paso firme clavados en la mirada
de la puber sonámbula tieza funámbula,
arrebatado por un sueño de rácimo fragante de rosa y jasmin.
Penúltima corteza chorreando savia
como caudal de palabras dulces y sonoras.
Caminan de la mano el abuelo con su chiquin
por el asfalto mojado,
dándole a mi paladar
un sabor de aquí y ahora
brillante de agua fosforescente
de lluvias y caudales.
Pasan ante mis ojos
huellas de todo tamaño
y ritmos alados, chuecos o pesados,
pasan ante mis ojos kaleidoscopios,
Desde mi torre alba,
desde mi torre espejo,
desde mi torre tiempo
que se va desvelando
que se va abriendo
a medida que nacen,
que aparecen y se van.
Paris, 25 de mayo 2015








29 de marzo 1989


Derramadas las alas en vientos suburbanos,
Tupidos los sentidos, altiplano el aliento.
Quizas las alabanzas carcomidas de ausencia
Intemperian audaz clavel de remembranzas.


Brillantes los destinos, trineantes, tiritantes,
Tartamudo aleteo, beladona labial,
Carmin el azafran, paloma derretida.


Azul feroz diluido,
Trizas de Persia derramadas por el cielo.
Callejuelas de encaje en desmembradas briznas.








8. 6. 1989
Terror blanco


Agazapado en un rincon sin sombra
Pendiente vertical de mis párpados caidos
La herrumbre posó sus alas carcomidas
Antifaz de ardores lamidos por el sueño.
Tumbando - litteral ametrallado, pulverizado -
Deshojada por el viento
Cual cumplimiento de tabiques transparentes.
Agazapado como en sueños
Paralelo temor – pedihambre -
Las garras arañando ausencias,
Sequedades abruptas,
Desgarros de tierras aspiradas por el sol. 



1979


Diciembre, tersura del papel
Una llave se fisura en un candel.
Divina llaga purpura
Sangre negra en el ojal de tu dobladillo.
Tinieblas en el umbral...
Cataplasma y agua ardiente.

Detras del conventillo, una gallina cacarea
Y se mece un halcon
En la baranda del recodo que hace la ruta serraniega.

Un condor
cortó
por el camino
de tinieblas
y
safir

Luchó desesperadamente contra el firmamento
Y en un ultimo intento
Dobló la corona de aire
Y prendió dolorosos chispazos purpuras
A su austero plumaje.




Para Juan Bautista, 
 24 de julio 2010, en Paris -





Sos un buque en el alba, un temblor, un deseo.
Sos un par de amapolas movidas por el viento.
Sos un trozo de azucar, en almibar y cielo.
Sos un pie, sos un aguila, sos un burro anclado cayendose del peso.
Sos temor y sos yo. Un nenufar abierto, un dilema, una flor.
Sos un canto sin cauce, un hemisferio peregrino.
Un barranco de tiza, sos alcoba.
Sos risas desangrando.

Sos halago y demas.
Sos tu vida y sos llanto.
Un barranco de tiza, un peldanio en el mar.

Sos de prisa, sos tu tia, desalmado y fervor.
Sos ayuno y derrota, rubi y esplendor.
Sos un tiro en la frente de marchito desecho.

Sos alborada inmensa, acantilado vivo
Erguido.
Sos.